Domingo , Febrero 24 de 2008
Escríbenos
   Opinión
   El Evento
   Portafolio
   Policial
   Ciudad
   Región
   Mundo
   Nacional
   Sociedad
   Cultura
   Entrevista
   Entretenimiento
   Al Cierre
   ¿Quiénes Somos?
   Escríbanos
   Fiesta
   Especial
  SUPLEMENTOS
   Marcas
   Revista Escape
   Ejecutivos
   Informe Semanal
 
 Revista Escape / Biomundo
MONARCA
LA REINA DE LAS MARIPOSAS PELIGRA
Imprime esta nota
Recomienda esta nota
Opiniones sobre esta Nota
El cambio climático y la destrucción de los bosques amenazan al insecto famoso por su belleza. Este otoño, la migración de la mariposa monarca a México ha mermado.

Texto: EFE- www.umich.mx
Fotos: KRT

Cuando el otoño pinta de bermellón a octubre, comienza un largo viaje para la mariposa monarca. Repitiendo un antiguo rito, el bello insecto vuela 4.000 kilómetros desde Canadá hasta México. Allí se aparea, inverna seis meses y en abril emprende el camino de regreso al norte. Así ha sido durante los últimos 200 millones de años; pero este otoño muchas cosas han cambiado.

“Han llegado menos mariposas y se dejan ver poco este año”, declaró Homero Gómez, responsable del santuario El Rosario, un paraje natural situado en el municipio de Ocampo, que pertenece al estado mexicano de Michoacán, donde invernan 60 millones de monarcas cada año.

La razón de estos cambios es que los insectos migrantes ahora deben soportar el ascenso de temperaturas provocado por el cambio climático que los obliga a revolotear cada vez más alto en las montañas mexicanas en busca del ambiente fresco que necesitan para invernar y aparearse.

´Antes, las mariposas se veían abajo de los montes, mientras que ahora ya ninguna desciende de los cerros, y además se marchan en marzo y no en abril como hacían anteriormente”, añadió Gómez.

Enemigos para la monarca

Mientras las mariposas convencionales tienen un ciclo vital de 24 días, la mariposa monarca (Danaus plexippus linneo) llega a vivir nueve meses; es decir, 12 veces más que las otras; pero ello no es hoy una gran ventaja, pues el insecto debe enfrentar otros peligros.

Si bien es el principal, el calor no es el único enemigo de las monarcas; también el frío las destruye: sólo el 2004 murieron de frío 10 millones de estos insectos a causa de inclemencias meteorológicas como la nieve o el granizo.

Homero Gómez aclaró que un fenómeno que preocupa a las autoridades mexicanas es la tala ilegal en las zonas de invernada, que se ha convertido en una de las principales amenazas para la monarca. En diciembre pasado, cientos de policías mexicanos confiscaron 6.116 metros cúbicos de madera de la tala ilegal en la reserva de la mariposa monarca en el estado occidental de Michoacán, una cifra considerada récord.

También perjudica a las mariposas, según el responsable del santuario, la fumigación química de campos en Estados Unidos y Canadá, que mata a las orugas de la mariposa y pone en peligro a las futuras generaciones.

Alas para el turismo

La migración de las mariposas monarca es un fenómeno turístico que atrae anualmente a miles de personas que presencian, entre noviembre y marzo, la concentración de 140 millones de estos insectos en los estados de México y Michoacán, en el centro y el suroeste del país centroamericano.

Por ello, en 1986 se creó en el territorio compartido por Morelia y estado de México la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, con una extensión de más de 16.000 hectáreas, aunque también existen varias colonias situadas fuera de los límites de este espacio.

Allí, en los días soleados, los lepidópteros vuelan por millares tiñendo el bosque de oyamel —un abeto nativo de México— con el color rojizo de sus alas. Si el tiempo está nublado, permanecen posados en las ramas de los árboles, que a veces llegan a doblegarse con el peso de los insectos.

Atraídos por este fenómeno, los visitantes ascienden hasta las zonas altas de las montañas, por encima de los 3.000 metros, para verse envueltos por miles de mariposas que se posan sobre su cuerpo y hasta chocan con ellos.

´Es un espectáculo natural maravilloso e incomparable´, dijo a la agencia EFE Hernán Ibarra, uno de los visitantes a El Rosario. Ibarra lamentó, sin embargo, que el comportamiento de algunos turistas, que ´hacen ruido, agarran y molestan a las mariposas´, no esté a la altura de las circunstancias.

El guardia del santuario Bernardo González reconoció que la mitad de los visitantes incumple el reglamento de la reserva con acciones como salir de los senderos habilitados o agarrar a las monarca, algo que puede resultar bastante inadecuado, ya que algunos de estos insectos contienen sustancias tóxicas. Y es que las mariposas, en su camino de peregrinaje desde Norteamérica hasta México, se alimentan de plantas asclepias —como el ´algodoncillo´— que contienen un alcaloide venenoso para otras especies.

El acceso a los santuarios michoacanos de la monarca es posible contratando un tour completo por unos 40 dólares desde Morelia; o por cuenta propia, en transporte público o particular, pagando los tres dólares que cuesta el acceso. Sólo en Michoacán, se registraron en la temporada 2006-2007 alrededor de 200.000 visitas. “Pero los turistas se irán si se van las mariposas”, teme Homero Gómez.

MARIPOSA

La mariposa monarca (Danaus plexippus linneo) pertenece al Orden de los lepidópteros. Es un insecto endémico de Norteamérica que destaca por su belleza e importancia como polinizador. En otoño emigra a México donde se aparea, tras lo cual los machos mueren y las hembras se desplazan al norte para desovar.

Portada
Artes
Planeta
Vidas
Expedición
Aficiones
Moda
Portada | Editorial | Política | Economía | Deportes | Foros | Archivo | Suscríbase
Opinión | El Evento | Portafolio | Policial | Ciudad | Región | Mundo | Sociedad | Cultura | Entrevista
Entretenimiento | Al Cierre | ¿Quiénes Somos? | Escríbanos | Fiesta | Especial
Marcas | Revista Escape | Ejecutivos | Informe de Lunes | Informe Semanal